¿Te tratas como te gustaría que te trataran?

Muchas veces nos quejamos y no entendemos el motivo de por qué alguien nos trata de cierta manera que no nos gusta. Hay una frase que a suele utilizar mucho:

Te van a respetar hasta el punto en el que tú te respetes a ti mismo.

Si no te tratas como te gustaría que te trataran los demás, nunca podrás cambiar eso. Tus acciones son tus poderosos pensamientos. Si no te tratas con amor y respeto, estás emitiendo una señal que indica que no te consideras lo suficiente importante, ni lo bastante digno o piensas que no te mereces lo que pides.

Esa señal se capta en tu entorno, por lo que experimentarás más situaciones de ese estilo.

Las personas no son más que el efecto. Tus pensamientos son la causa.

Para conseguir amor… llénate de amor hasta convertirte en un imán.

Tú eres tu solución.

Cambia el enfoque y empieza a pensar en todas las cosas maravillosas que hay en ti. Observa tus aspectos positivos. Cuando te enfocas en esas cosas, el mundo te mostrará más cosas bellas de ti.

Atraes lo que piensas.

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square