Navidad… ¿días de disfrute o de obligaciones?