Mensajes perdidos durante la infancia

Continuando con el último artículo que escribí en el que hablaba sobre la importancia de los mensajes, tanto conscientes como inconscientes, que nos trasmiten nuestras figuras de referencia durante la infancia (lo puedes leer aquí), hoy quiero poner el foco en los mensajes potenciadores.

De pequeños, al mismo tiempo que recibimos mensajes limitadores también se nos envían mensajes que, de una manera u otra, necesitamos oír para ir construyendo unos buenos pilares de nuestra personalidad. Se distinguen nueve tipos:

  1. "Eres bueno"

  2. "Eres deseado"

  3. "Eres amado por ti mismo"

  4. "Se te ve por lo que eres"

  5. "Tus necesidades no son problema"

  6. "Estás seguro"

  7. "Estarás cuidado y atendido"

  8. "No serás traicionado"

  9. "Tu presencia importa"

Lo ideal sería que durante la infancia nos hubieran transmitido, a la vez que nosotros hubiéramos recibido y entendido, todos los mensajes. Sin embargo, esto no suele ser lo frecuente, de tal manera que pasa a convertirse en nuestro miedo básico. Como consecuencia, la estructura de la personalidad adulta de cada tipo hace todo lo posible para que otras personas le envíen el mensaje que nunca recibió bien.

Vuelve a leer los nueve tipos de mensajes y observa su efecto en ti.

¿Qué mensaje necesitabas oír más?

¿Cómo te afecta ahora reconocer esa necesidad?

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square