¿Te consideras una persona proactiva?

La palabra proactividad no significa tomar la iniciativa, sino que, como seres humanos, somos responsables de nuestra propia vida. Nuestra conducta es una función de nuestras decisiones, no de nuestras circunstancias vitales.

Por naturaleza somos seres proactivos, pero a veces dejamos nuestra vida en manos de condicionantes externos, otorgando a esas cosas el poder de controlarnos. Y así pasamos a ser reactivos. Las personas reactivas se ven a menudo afectadas por su ambiente físico. Si el tiempo es bueno, se sienten bien. Si no lo es, afecta a sus actitudes y su comportamiento. Las personas proactivas llevan consigo su propio clima. Las personas reactivas se ven también afectadas por el ambiente social. Cuando se las trata bien, se sienten bien; cuando no las tratan bien, se vuelven defensivas o autoprotectoras. Las personas reactivas construyen sus vidas emocionales en torno a la conducta de los otros, permitiendo que los defectos de las otras personas las controlen.

Todos empezamos nuestra vida como seres totalmente dependientes de otros. Por ejemplo, un bebé sin los cuidados de una madre solo viviría unas horas, o a lo sumo, unos pocos días. Las personas dependientes necesitan de otros para conseguir lo que quieren.

Después, gradualmente, nos volvemos cada vez más independientes (física, mental, emocional y económicamente) hasta que por fin podemos hacernos cargos de nuestra propia persona.

Las personas independientes consiguen lo que quieren gracias a su propio esfuerzo.

Al margen de ser princesa o príncipe, esta niña te puede poner un ejemplo de lo que es la proactividad:

Y después de ver este vídeo te vuelvo a preguntar: ¿Te consideras una persona proactiva?

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square