¿Qué percecpión tienes de ti mismo?

¿Te valoras?

¿Te aprecias?

¿Te aceptas?

La libertad de ser tú mismo no tiene precio.

La autoestima, es el concepto que tenemos de nuestra valía y se basa en todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que sobre nosotros mismos hemos ido recogiendo durante nuestra vida.

Estas son las características de las personas con alta autoestima:

  • Saben qué pueden hacer bien y qué pueden mejorar.

  • Se sienten bien consigo mismos.

  • Expresan su opinión.

  • No temen hablar con otras personas.

  • Saben identificar y expresar sus emociones a otras personas.

  • Se valen por sí mismas en las situaciones de la vida, lo que implica dar y pedir apoyo.

  • Les gustan los retos y no los temen.

  • Tiene consideración por los otros, sentido de ayuda y están dispuestos a colaborar con las demás personas.

  • Son creativas y originales, inventan cosas, se interesan por realizar tareas desconocidas, aprenden actividades nuevas.

  • Luchan por alcanzar lo que quieren.

  • Son responsable de sus acciones.

  • Se aventuran en nuevas actividades.

  • Son organizados y ordenados en sus actividades.

  • Preguntan cuando algo no lo saben.

  • Defienden su posición ante los demás.

  • Reconocen cuando se equivocan.

  • No les molesta que digan sus cualidades, pero no les gusta que los adulen.

  • Conocen sus cualidades y tratan de sobreponerse a sus defectos.

  • Disfrutan las cosas divertidas de la vida, tanto de la propia como de la de los demás.

  • Son lideres naturales.

Mi siguiente pregunta es bien sencilla:

 

¿A qué esperas para tener estas características?